lunes, 15 de mayo de 2017

Burgheroni y el engaño progresista

En un país donde aún hoy no se sabe la verdad de los desaparecidos, Alejandro Bulgheroni, Danilo Astori , José Mujica y Bettina Bulgheroni, durante la inauguración de la Planta Boutique Bulgheroni Establecimiento Agroland / Foto: Sci Presidencia



De Carlos Pelaez

http://audios.espectador.com/2017/05/15/cosechandoamigos170515.mp3



>>> No solamente impunidad sino un proyecto de gobierno.




 

>>> Gobernar para los inversores



Con las banderas de Italia, Argentina y Uruguay flameando tras de sí, Alejandro Bulgheroni inauguró en marzo de 2016 uno de sus emprendimientos más preciados en el sur: la bodega Garzón. Petrolero de nacimiento, el empresario argentino confesó a los presentes que no había sido fácil lanzarse al negocio de la vid, pero –como en todos los emprendimientos de su vida– decidió correr el riesgo.
El viento y la lluvia acompañaron aquella velada; también representantes de toda la clase política uruguaya: los ex mandatarios Julio María Sanguine­tti, Luis Alberto Lacalle y José Mujica, el vicepresidente, Raúl Sendic, y los ministros Danilo Astori (Economía) y Ernesto Murro (Trabajo). El evento trascendió en medios nacionales e internacionales y fue de las pocas veces en que el empresario decidió mostrarse públicamente con la casta política. Esa tarea había sido históricamente asignada a su hermano, Carlos Bulgheroni, quien falleció en setiembre.
En 1948 su padre, Alejandro Ángel Bulgheroni, dio a luz la empresa petrolera Bridas Corporation y empezó a cosechar una de las fortunas más grandes de Argentina. La división de tareas entre los hermanos era clara: Carlos era el encargado de las fuentes políticas y Alejandro de las decisiones técnicas.
De perfil bajo en lo mediático, pero alto en lo empresarial, Alejandro Bulgheroni fue relacionándose –tras bambalinas– con los políticos uruguayos desde que decidió cruzar el charco y diversificar sus negocios en tierras orientales. Aunque en círculos de negocios suele recalcar que no es un político sino un empresario, en los últimos tiempos se ha dejado ver con el presidente Tabaré Vázquez en sus giras internacionales.
SU TOSCANA. A fines de los noventa Alejandro Bulgheroni decidió emprender negocios en Uruguay. Su esposa, Bettina Guardia, vio en las tierras de Garzón, en el departamento de Maldonado, el escenario ideal para impulsar proyectos agroindustriales, lejos del ruido bonaerense. El lugar era –para ella– una “pequeña Toscana en Uruguay”. Así que en 1999 compraron un campo de 2 mil hectáreas, fundaron la empresa Agroland y comenzaron a fabricar el aceite de oliva Colinas de Garzón.
Agroland fue el puntapié inicial de todo lo que vino después. A través de la empresa Estancias del Lago, Bulgheroni compró un megatambo en el departamento de Durazno: los establecimientos que lo conforman ocupan más de 37 mil hectáreas y hay quienes aventuran que es el más grande del país. El proyecto apunta a generar más de 20 mil toneladas anuales de leche en polvo y a disponer de 13 mil animales en ordeñe. Además, tiene una planta para la producción de leche en polvo, otra para el acopio y acondicionamiento de granos y una tercera para obtener aceite vegetal.
El principal motivo de las inversiones en Uruguay es la “conveniencia económica”, subrayó el empresario argentino en Galicia, durante la gira de Vázquez por Europa, en noviembre del año pasado. Sin embargo, para uno de los empresarios más ricos de Argentina, que tiene una fortuna estimada en 4.500 millones de dólares según la lista Forbes de 2016, las ganancias en Uruguay son cambio chico. Fuentes oficiales explicaron a Brecha que en la naturaleza de sus inversiones se trasluce “cierta connotación de realización personal” y que hay aspectos “cualitativos” que a la edad de 73 años empiezan a pesar.
El atento trato a las inversiones extranjeras por parte de los gobiernos frenteamplistas también lo sedujo. El noviembre de 2011 se declaró de interés nacional el proyecto de Agroland debido a la “producción de aceite de oliva extra virgen y vinos de alta gama” por un monto de 411.322.881 unidades indexadas (equivalentes a 47.679.842 dólares en esa fecha).
Al año siguiente el gobierno decidió promover el proyecto de otra de sus empresas, Nuevo Manantial, para “la producción de aceite de oliva” por un monto de 328.801.445 unidades indexadas (equivalentes a 39.826.725 dólares al 28 de marzo de 2012). Esta última firma produce el aceite de oliva extra virgen conocido como Olivares de Rocha. La iniciativa cuenta con más de 25 mil hectáreas divididas entre Rocha y Treinta y Tres.
SABOR AMARGO. Nuevo Manantial fue la empresa que en 2008, durante el primer gobierno de Vázquez, puso el primer parque eólico en Rocha, el primero de Uruguay. Posteriormente, en una segunda licitación, realizó una ampliación, con un total de 16 molinos.
“Fue el primero en poner molinos en el país, con un arduo trabajo, porque para la Ute era todo nuevo, entonces tuvo que superar todos los problemas técnicos que se planteaban por primera vez y también resistir psicológicamente, porque muchos no creían en este proceso”, explicó a Brecha el entonces subsecretario de Industria, Martín Ponce de León.
Bulgheroni fue pionero de una de las políticas que el gobierno frenteamplista se había fijado: diversificar la matriz energética. Ponce de León lo describe de la siguiente manera: “A él le salen las cosas bien. Tiene potencia mundial, es asesorado permanentemente y además es muy cuidadoso, de manera que para nosotros fue muy buen interlocutor y estuvo dispuesto a jugarse por una tecnología en la que en ese momento en el país pocos creían”.
Meticuloso, detallista e innovador, Bulgheroni parece no dar un paso en falso. O al menos eso se propone. Para la inversión del primer parque eólico de Uruguay el empresario fue asesorado por José Luis Pou, primo político de Lacalle Herrera e integrante de la Administración del Mercado Eléctrico (Adme), pero de acuerdo a la información recabada por Brecha el asesoramiento lo llevó a cerrar un mal negocio. Los primeros aerogeneradores traídos del exterior eran de segunda mano y de una tecnología, para ese momento, obsoleta, por lo que nunca llegaron a producir lo esperado. Los números no le cerraban. Ese fue uno de los motivos por los cuales decidió ampliar el parque eólico, pero la nueva inversión le trajo dolores de cabeza.
El 24 de agosto de 2011 Ute inició un expediente, al que accedió Brecha, en el que se “detectan irregularidades” en la medición de la energía eléctrica ingresada al sistema por parte de Nuevo Manantial. La empresa vendió a Ute energía de prueba que, según el ente, no correspondía (según el contrato) pagar. Sin embargo, Nuevo Manantial emitió su factura y la empresa estatal la abonó. Después de la investigación, Ute le reclamó a Bul
gheroni la devolución de 170 mil dólares por facturación indebida. El empresario alegó que no le correspondía pagar ese monto porque Ute había comercializado esa energía. Pero el conflicto no pasó a mayores: el empresario nunca pagó el monto y el ente tampoco ahondó en el reclamo de la deuda.
“A Bulgheroni no le gusta perder”, reflexionaron ex jerarcas frenteamplistas en diálogo con Brecha. En sus círculos de influencia, el empresario suele reiterar que, a diferencia de Argentina, en Uruguay las reglas de juego son claras, y eso le gusta. Las mismas reglas que alaba públicamente para posicionar a nuestro país en las giras presidenciales –y que, por tanto, le dan garantías– son las que lo irritan.
El sabor amargo de los “parates” por parte del gobierno lo llevaron a dejar el negocio del viento en un segundo plano y centrarse en el área agroindustrial. Desde que Bulgheroni decidió diversificar sus inversiones, lo hizo en rubros poco convencionales. Con la empresa Gamorel SA produce, empaca y conserva arándanos para exportación. En una de las pocas entrevistas que brindó (a El Espectador, en 2008) afirmó que esta empresa fue la primera en exportar fruta en fresco al exigente mercado de Estados Unidos. El lugar de cosecha, la granja El Asombro, tiene 500 hectáreas, de las cuales 200 están destinadas a la plantación de arándanos.
Sin embargo, el proyecto que se llevó todas las miradas fue el de la bodega Garzón. Con una inversión de 85 millones de dólares, Bulgheroni construyó una bodega de más de 19 mil metros cuadrados. Los entendidos en el asunto aseguran que el emprendimiento es un hito tecnológico y un sitio de desarrollo turístico. Por estas razones la Intendencia de Maldonado destinó al camino que lleva hasta la bodega estrella todo el dinero que brindó el gobierno nacional, a través de la Opp, para el mantenimiento de su caminería rural en el período 2016-2017. El intendente Enrique Antía dijo a Brecha que “hay que respaldar” la iniciativa ya que 1.400 personas trabajan en el establecimiento, y en la medida que el turismo aumente “va a generar mucho más trabajo”. Pero también le reprochó que no contribuyera con su propio camino: “Nos hubiera encantado que Agroland nos hubiera dado parte de los recursos. Sabemos que se habló en algún momento con el empresario, de que iban a colaborar. Pero yo no he visto nada” (véase Brecha, 3-II-2017).
Sus colegas uruguayos describen a Bulgheroni como un empresario “de verdad”. Todo lo hace “concienzudamente”. Quienes lo conocen lo visualizan como “un tipo muy parco” que “no te envuelve y desenvuelve; habla lo que tiene que hablar”. Quizás ese rasgo de su personalidad sea el que lo llevó a construir en tierras uruguayas verdaderas vanguardias agroindustriales, de manera silenciosa y constante.




UN EMPRESARIO, UN AMIGO. Desde que pisó suelo uruguayo, Bulgheroni se vinculó discretamente con todos los gobernantes del país. Su vínculo con la política es, llanamente, de costo-beneficio. Así lo expresó en el programa Perfil TV (2013): “Como inversor analizo los riesgos e invierto o no invierto. Siempre digo que el tipo de gobierno es importante, la ideología es importante, pero mucho más importante es lo que hace ese gobierno. Y si ese gobierno fija normas dentro de las cuales, yo no digo estar de acuerdo, pero dentro de las cuales yo puedo hacer un negocio razonable, tomo la decisión de si juego ese partido o no lo juego”.
En el primer gobierno de Vázquez el empresario más rico de Argentina mantuvo el bajo perfil que lo caracteriza, y si bien creó un vínculo con el presidente, lo hizo alejado de la mirilla mediática. Fue en el gobierno de José Mujica que su nombre empezó a sonar con mayor asiduidad. En febrero de 2010, previo a la asunción, Bulgheroni participó en el evento del hotel Conrad en donde Mujica aseguró a más de 400 empresarios: “no les voy a doblar el lomo con impuestos”. Operadores políticos del ex presidente manifestaron a Brecha que los encuentros entre ambos fueron un continuum. Cada vez que Bulgheroni pisaba Uruguay iba a visitar al entonces presidente. En 2013 el semanario Búsqueda relató que, en un almuerzo empresarial de fin de año, Mujica y Bulgheroni compartieron la misma mesa. Allí el presidente manifestó que para que la “economía funcione” se debían respetar las “leyes esenciales del modelo capitalista”. Y luego blanqueó la amistad: “Por eso soy amigo de Bulgheroni. No va a ser votante socialista. No lo puede ser, no lo debe ser”.
Como amigo, y también como presidente, el Pepe acudió a la inauguración de la Planta Boutique Bulgheroni en 2011, acompañado por el entonces vicepresidente Astori, el intendente de Maldonado, Óscar de los Santos, y el ex presidente Lacalle.
Dos años después, Vázquez (entonces candidato) y Sendic (entonces presidente de Ancap) viajaron a Agroland para tener con él un mano a mano y conversar –de acuerdo a FM Gente– sobre la producción de energía. Cuando esta fórmula presidencial ganó las elecciones, los
vínculos se hicieron más estrechos, o por lo menos más visibles. Según fuentes del actual gobierno, la conducción económica de Astori durante los tres últimos gobiernos es vista con buenos ojos por el empresario.
“Quizás es la persona, fuera del gobierno, que ha estado más cerca del presidente en sus últimos viajes a Nueva York, a China y a España”, reflexionaron fuentes oficialistas. A pesar de sus intentos por pasar de-sapercibido, durante esta administración el empresario adquirió una visibilidad notoria. Las fuentes consultadas arriesgan la siguiente explicación: “El acompañamiento de Alejandro a Tabaré es una expresión de cercanía, de lobby en el sentido positivo del término, de un empresario que cree en el proyecto uruguayo por la firmeza, el rumbo económico y la certeza jurídica”.
Lo cierto es que la visibilidad de Bulgheroni en los últimos viajes del gobierno no es casual, y desempeña un papel claro. Tanto fuentes del gobierno como del entorno del empresario confirmaron a Brecha que el argentino se ha mostrado cerca del presidente para “atraer inversiones al país”. En noviembre, durante una charla que Vázquez brindó ante un centenar de empresarios españoles, Bulgheroni, al tomar la palabra, hizo énfasis en la “estabilidad” de Uruguay: “Es un país abierto al mundo y respetuoso de los tratados internacionales”. Tener a Alejandro Bulgheroni, codo a codo, forma parte de una de las principales estrategias de este gobierno.
Las donaciones a los candidatos departamentales

Huevos y canastas

Acorde a su perfil, el empresario argentino Alejandro Bulgheroni optó por realizar donaciones a las campañas electorales en aquellos departamentos donde tiene negocios en marcha. También procuró que la ayuda fuera por barrios. En las departamentales de 2010 en Maldonado –según informó FM Gente– las empresas Agroland y Nuevo Manantial aportaron 591 mil pesos, cada una, a la lista del entonces candidato frenteamplista, Óscar de los Santos. En 2015, según datos de la Corte Electoral, en Maldonado decidió poner en la canasta del candidato del herrerismo, Rodrigo Blás, un monto de 312.500 pesos a través de Agroland y 250 mil pesos a título personal.
El árbol genealógico de los Bulgheroni

Una historia italiana

El bisabuelo paterno del actual Alejandro Bulgheroni era italiano. Llegó a Argentina después de 1890, como tantos otros. Una vez instalado en la nueva tierra comenzó a trabajar en los ferrocarriles y abrió un almacén de ramos generales. Sin embargo, fue su nieto, Alejandro Ángel Bulgheroni, el hacedor de la fortuna familiar. Por 1940 el emprendedor partió de su ciudad, Santa Fe, hacia Buenos Aires. Un llamado de la petrolera argentina Yacimientos Petrolíferos Fiscales (Ypf) y su afán por lanzarse al mundo de los negocios lo llevaron a cambiar la pisada familiar. La empresa pedía bridas (cilindros que unen dos tubos de acero) para la perforación de pozos petroleros. Alejandro Ángel consiguió un amigo metalúrgico que se los hiciera. Ese negocio lo catapultó a ser uno de los empresarios más ricos de Argentina. Formó el grupo Bridas, que lideró hasta su muerte, en 1985. Luego tomaron la posta sus hijos, los hermanos Carlos y Alejandro. Ambos se encargaron de multiplicar las ganancias que les había dejado su padre, convirtiéndose también ellos en los más ricos de Argentina. Carlos fue la cabeza de la empresa hasta que falleció en setiembre de 2016, producto de un cáncer de ganglios que lo había acompañado desde los 27 años. Alejandro quedó con una parte del negocio familiar, la otra está en manos de sus sobrinos. Es ingeniero industrial y tiene un posgrado en perforación de pozos y producción de petróleo que hizo en la Universidad de Texas.
Las diversas empresas

Más que petróleo

En Argentina no sólo tienen la petrolera Bridas. Durante la dictadura, el empresario Alejandro Ángel Bulgheroni compró el Banco del Interior y Buenos Aires (Biba) y también la Papelera Tucumán. El banco, de acuerdo a varios medios argentinos, quebró y dejó una deuda en el aire de “80 millones de dólares con sus clientes”. En tanto, la Papelera Tucumán “fue acusada de fraude fiscal”. Los hermanos Bulgheroni decidieron centrarse en el negocio familiar más conocido por ellos: el petrolero. Desde la muerte de su padre, los hermanos compartieron las acciones de la empresa Bridas hasta que en 2010 vendieron el 50 por ciento a la china National Offshore Oil Corporation. A su vez, Bridas es dueña del 40 por ciento de la empresa petrolera Pan American Energy. A pesar de la rentabilidad del negocio del petróleo, Alejandro optó por diversificarse. Fue así que se zambulló, por ejemplo, en la vitivinicultura. El empresario tiene bodegas en Argentina, Italia, Estados Unidos y Australia.

>>> Reverenciado por " la izquierda "









>>> Ahí están, estos son...










3 comentarios:

  1. A ESTOS BURGUESES LES SIRVIÓ TODA LA REPRESIÓN Y ASESINATOS DESATADA POR LAS FF.AA Y APARATOS DE SEGURIDAD Y U INTELIGENCIA , BIEN PERO ESO FUERON Y SON NUESTROS ENEMIGOS DE CLASE, PERO LO PEOR SON AQUELLOS QUE ESTUVIERON DE ESTE LADO Y SE DEJARON SEDUCIR POR LAS TENTACIONES DE LUCIFER Y VENDIERON A NUESTROS MUERTOS POR 12 MONEDAS DE ORO , Y NUNCA HICIERON NADA POR LOS ASESINADOS Y TORTURADOS POR LOS MILICOS , Y NOSOTROS FUIMOS ASESINOS POR MATAR UN HIJO DE PUTA COMO DAN MITRIONE DE LA C.I.A QUE ENTRENABA A OFICIALES DE INTELIGENCIA ,TORTURANDO MARGINALES QUE SALÍAN A BUSCAR A LA NOCHE, Y LOS ASESINABAN EN LA TORTURA PARA ENTRENARSE Y DESPUÉS LOS TIRABAN Y LOS HIJOS DE PUTA DE LA POLICIA LO PASABAN COMO MUERTES COMUNES. LOS MILICOS ODIAN A LOS CIVILES Y SI NO FIJENSEN LO QUE ES LA CARRERA MILITAR EN LOS PAÍSES BAJOS Y EN AMÉRICA LATINA ESTA DISEÑADA ADREDE POR EL PENTÁGONO PARA FORMAR OFICIALES REPRESORES Y TORTURADORES Y EL GOBIERNO QUE NUNCA FUE DE IZQUIERDA , EL FRENTE AMPLIO ES LA NUEVA COALICION MENTIROSA QUE SE DICE "PROGRE", PERO EN LA PRACTICA ES DE DERECHA , DE LA MODERNA DERECHA . POR ESO NO PASA NADA CON LOS MILICOS Y PERMITE QUE SUS ABOGADOS JUEGUEN A LA ESCONDIDA CON UNA JUSTICIA REACCIONARIA QUE ODIA A LA MILITANCIA DE IZQUIERDA. LA ÚNICA JUSTICIA VERDADERA ES LA DEL PUEBLO QUE DEFIENDE A SUS HIJOS ASESINADOS POR EL APARATO ARMADO DE LA BURGUESÍA FINANCIERA .Y DIGO PARA QUE MIERDA HACEN CONGRESOS DE DD.HH DONDE HABLAN LOS CAGATINTAS , SI A NUESTROS DESAPARECIDOS HACE 40 AÑOS QUE NO SE SABE NADA, Y NO SE SABE NADA CON UN GOBIERNO COMPLISE QUE TRANZO CON LAS CLASES DOMINANTES Y SU APARATO ARMADO ,LOS MILICOS

    ResponderEliminar
  2. LOS MILICOS SON FORMADOS IDEOLIGICAMENTE COMO ANTISOCIALES Y ODIAN A LOS CIVILES Y TODO AQUELLO QUE SIGNIFICA CULTURA, PARA ELLOS LOS CIVILES SON UNOS "PICHIS DE MIERDA", BIEN PERO HAY UN PEQUEÑO PROBLEMA ESOS PICHIS DE MIERDA LES PAGAN SU SUELDO PARA QUE ELLOS LOS ODIEN Y LOS QUIERAN DESTRATAR CON SU SOBERBIA TAN BAJA E INCULTA, QUE ESTOY SEGURO QUE PIENSAN QUE KAFKA FUE UN ANARQUISTA DEL SIGLO PASADO ,ES MAS NI SIQUIERA SABEN QUIEN ES

    ResponderEliminar
  3. A ESTOS BURGUESES LES SIRVIÓ TODA LA REPRESIÓN Y ASESINATOS DESATADA POR LAS FF.AA Y APARATOS DE SEGURIDAD Y U INTELIGENCIA , BIEN PERO ESO FUERON Y SON NUESTROS ENEMIGOS DE CLASE, PERO LO PEOR SON AQUELLOS QUE ESTUVIERON DE ESTE LADO Y SE DEJARON SEDUCIR POR LAS TENTACIONES DE LUCIFER Y VENDIERON A NUESTROS MUERTOS POR 12 MONEDAS DE ORO , Y NUNCA HICIERON NADA POR LOS ASESINADOS Y TORTURADOS POR LOS MILICOS , Y NOSOTROS FUIMOS ASESINOS POR MATAR UN HIJO DE PUTA COMO DAN MITRIONE DE LA C.I.A QUE ENTRENABA A OFICIALES DE INTELIGENCIA ,TORTURANDO MARGINALES QUE SALÍAN A BUSCAR A LA NOCHE, Y LOS ASESINABAN EN LA TORTURA PARA ENTRENARSE Y DESPUÉS LOS TIRABAN Y LOS HIJOS DE PUTA DE LA POLICIA LO PASABAN COMO MUERTES COMUNES. LOS MILICOS ODIAN A LOS CIVILES Y SI NO FIJENSEN LO QUE ES LA CARRERA MILITAR EN LOS PAÍSES BAJOS Y EN AMÉRICA LATINA ESTA DISEÑADA ADREDE POR EL PENTÁGONO PARA FORMAR OFICIALES REPRESORES Y TORTURADORES Y EL GOBIERNO QUE NUNCA FUE DE IZQUIERDA , EL FRENTE AMPLIO ES LA NUEVA COALICION MENTIROSA QUE SE DICE "PROGRE", PERO EN LA PRACTICA ES DE DERECHA , DE LA MODERNA DERECHA . POR ESO NO PASA NADA CON LOS MILICOS Y PERMITE QUE SUS ABOGADOS JUEGUEN A LA ESCONDIDA CON UNA JUSTICIA REACCIONARIA QUE ODIA A LA MILITANCIA DE IZQUIERDA. LA ÚNICA JUSTICIA VERDADERA ES LA DEL PUEBLO QUE DEFIENDE A SUS HIJOS ASESINADOS POR EL APARATO ARMADO DE LA BURGUESÍA FINANCIERA .Y DIGO PARA QUE MIERDA HACEN CONGRESOS DE DD.HH DONDE HABLAN LOS CAGATINTAS , SI A NUESTROS DESAPARECIDOS HACE 40 AÑOS QUE NO SE SABE NADA, Y NO SE SABE NADA CON UN GOBIERNO COMPLISE QUE TRANZO CON LAS CLASES DOMINANTES Y SU APARATO ARMADO ,LOS MILICOS

    ResponderEliminar