miércoles, 10 de mayo de 2017

Censura del PIT-CNT a estudiantes en Maldonado.



Enviado por Jorge Zabalza



Comunicado de prensa


¿Obreros y estudiantes unidos y adelante?

Censura del PIT-CNT a estudiantes en Maldonado.


El pasado 1° de Mayo, Día internacional de los trabajadores, los estudiantes organizados en el Centro de Estudiantes de Profesorado y Educación Social (CEPES) decidimos participar del acto central del PIT-CNT realizado en Maldonado.

Como todos los años, llegamos con una breve adhesión para ser leída, con la cual nos hacíamos presentes y reivindicamos algunas de las consignas históricas del movimiento estudiantil.

Nuestra sorpresa fue que la breve adhesión fue censurada al ser leída. Fue omitida la frase que cuestionaba el decreto anti piquetes emitido por el Presidente Tabaré Vázquez el pasado 20 de marzo.
> Al preguntar por la censura un dirigente nos dijo que en Maldonado, el PIT-CNT había resuelto no criticar al actual gobierno, ni incluir consignas que fueran contrarias al Frente Amplio. Esto aún cuando ya el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT se pronunció sobre el decreto, diciendo que “es totalmente innecesario e inoportuno” y que 8 sindicatos presentaron un recurso administrativo de revocación: La Unión Ferroviaria, la Asociación de Funcionarios Postales del Uruguay, la Asociación de Funcionarios de la Universidad de la República, COFE, Fenapes, ADES, los Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos y ADEOM.


Algunas consideraciones y preocupaciones:

1. Esto le imprime un carácter innecesaria y obscenamente partidario al PIT-CNT en Maldonado, borrando los pocos esbozos de autonomía política e independencia de clase que le iba quedando.
2. Además supone el problema de perder los rasgos esenciales de toda organización sindical y social. La partidización excluye a los votantes de otros partidos políticos o a los trabajadores independientes y críticos con las medidas de este gobierno, volviéndose una caricatura de organización sindical.
3. Pierde además su carácter de organización crítica y que lucha por una sociedad sin "explotados ni explotadores", como reza su carta de principios, al ponerse al servicio de legitimar y sostener las medidas y procesos represivos y de criminalización de la protesta que el gobierno viene profundizando desde que asumió en 2005, con represión, procesamientos y hasta cárcel a luchadores sociales. Siguiendo los parámetros de un proyecto político neo-liberal y contradiciendo la lucha histórica, por la emancipación de los pueblos, de dicha central.
4. Finalmente entendemos que esto torna a la Intersindical peligrosamente antidemocrática por no aceptar opiniones disidentes.
Si bien esta es una discusión para la interna de esta organización, tenemos que señalar que es autoritario coartar la autonomía y la opinión de un Centro de estudiantes que no tiene por qué compartir ni seguir las líneas de opinión de los sindicatos. Habría que preguntarle a estos sindicalistas qué pasó con aquella consigna que les gusta repetir a veces: “Obreros y estudiantes unidos y adelante”... siempre que no piensen distinto.

C.E.P.E.S.

Centro de Estudiantes de Profesorado y Educación Social



Al leer la breve adhesión de Cepes, dirigentes de la Central sindical omitieron frase que cuestionaba decreto anti piquetes del gobierno.
Jóvenes del Centro de Estudiantes de Profesorado y Educación Social
(Cepes) dijeron haberse llevado una mala sorpresa el Primero de Mayo,
cuando acudieron al acto central del PIT-CNT, en Maldonado.

Bajo el título "¿Obreros y estudiantes unidos y adelante?", señalaron
en un comunicado que "como todos los años" los estudiantes de ese
centro llegaron al acto con un conciso discurso para ser leído.
"Nuestra sorpresa fue que la breve adhesión fue censurada al ser
leída. Fue omitida la frase que cuestionaba el decreto anti piquetes
emitido por el Presidente Tabaré Vázquez el pasado 20 de marzo".

La frase no se extendía demasiado, dijo a ECOS el estudiante Luciano
Luengo, integrante del Cepes. Además, estaba en absoluta
consonancia con la postura sindical sobre el tema, en la cual se
definió al decreto como totalmente inoportuno e innecesario.

"Al final del acto nos acercamos para pedirle explicaciones al
presidente del plenario de Maldonado, Julio Cabrera, porque no
entendíamos qué había pasado –contó–. Y nos dijo que se había definido
no emitir declaraciones o consignas que fueran en contra del
gobierno".

Consultado al respecto, Cabrera dijo que la hoja que llevaba el
discurso de los estudiantes llegó “a último momento", cuando el orador
ya estaba "en la escalera del estrado”. Y además, que el Cepes no
estaba registrado en la mesa intersindical. “Ni siquiera sabemos
quiénes son”, aseguró.

Es que, según dijo Luengo, el gremio estudiantil no había sido invitado
ni convocado por el PIT-CNT, "cuando el contacto perfectamente pudo
haberse hecho por mail o a través de las redes sociales".

Por otra parte, el estudiante también mencionó lo que considera otra
“posible censura” por parte de la central. “Nos dijeron que en la
oratoria de este año, a diferencia de otras veces, las proclamas de
los distintos movimientos pasarían por el filtro de la mesa gremial,
como una instancia previa en la que se revisarían las oratorias”.

ECOS le planteó este asunto a Cabrera, con quien, según Luengo,
estudiantes del Cepes mantuvieron luego del acto un diálogo "largo y
abierto", en el cual el dirigente no solamente les explicó las
razones, ya aludidas, de la omisión de la frase, sino que también se
expresó sobre otros puntos del discurso estudiantil con los que
tampoco se estaba de acuerdo.

Pero Cabrera se limitó a informar que el sindicato ya citó a los
estudiantes para resolver lo que en su concepto fue un "teléfono
descompuesto". Luego de reunirse con ellos, según dijo, se publicará
un comunicado aclarando la situación. "Pero hasta entonces –señaló– no
quiero expresar una opinión".

Postura

El Cepes, quien publicó la denuncia en su página de Facebook,
aprovechó la ocasión para marcar otras diferencias con la Central en
Maldonado. Por ejemplo, discrepan con el, a su entender, "carácter
innecesaria y obscenamente partidario”, en el que se borran “los pocos
esbozos de autonomía política e independencia de clase que le iba
quedando".

Los estudiantes también entienden que la actual postura del sindicato
lleva a que se pierdan “los rasgos esenciales de toda organización
sindical y social”, dado que el carácter partidario que consideran que
se ha asumido “excluye a los votantes de otros partidos políticos o a
los trabajadores independientes y críticos con las medidas de este
gobierno, volviéndose una caricatura de organización sindical".

De esta forma, el Cepes considera que se pierde además "su carácter de
organización crítica y de lucha por una sociedad sin 'explotados ni
explotadores', como reza su carta de principios, al ponerse al
servicio de legitimar y sostener las medidas y procesos represivos y
de criminalización de la protesta que el gobierno viene profundizando
desde que asumió en 2005, con represión, procesamientos y hasta cárcel
a luchadores sociales. Siguiendo los parámetros de un proyecto
político neo-liberal y contradiciendo la lucha histórica, por la
emancipación de los pueblos, de dicha central".

Asimismo cuestionan a la intersindical como "peligrosamente
antidemocrática por no aceptar opiniones disidentes".

Y finaliza el comunicado: "Habría que preguntarle a estos
sindicalistas qué pasó con aquella consigna que les gusta repetir a
veces: 'Obreros y estudiantes unidos y adelante'... siempre que no
piensen distinto".




0 comentarios:

Publicar un comentario